Branding, Qué Es y Por Qué Debería de Tenerlo

El día a día de nuestra empresa y que todo funciones como queremos nos lleva, en muchos casos a descuidar elementos tan importantes como el branding que toda compañía necesita. Pero, comencemos por el principio: ¿sabes qué es? Te lo contamos en un nuevo post donde descubrirás, además, por qué deberías de desarrollarlo.

Lo primero que debemos de saber es a qué nos referimos cuando hablamos de branding. Pero sobre todo, de qué hablamos cuando mencionamos “branding corporativo”. Si nos ponemos muy técnicos, podemos definirlo como “término empleado en mercadotecnia que hace referencia al proceso de hacer y construir una marca mediante la administración estratégica del conjunto total de activos vinculados en forma directa o indirecta al nombre y/o símbolo (logotipo) que identifican a la marca influyendo en el valor de la marca, tanto para el cliente como para la empresa propietaria de la marca”. En resumidas cuentas, hablamos de branding corporativo como “el proceso de construcción de una marca reconocible, con personalidad y que se recuerda por unos conceptos o ideas muy claras”.

Esto es nada menos que entrar y quedarte en la mente de los clientes potenciales para convertirte en su primera opción cuando busquen los servicios que tu ofreces. Quizá quieres empezar a vender, o ya lo estás haciendo, sin embargo lo más probable es que aún no ocupes ese primer puesto. ¿Quieres saber cómo conseguirlo?

4 elementos claves del branding corporativo

Naiming
Que no es otra cosa que conseguir un nombre adecuado que facilite el recuerdo y proporcione un asociamiento a un determinado concepto. De hecho, elegir un nombre poco adecuado o que después no vas a saber explotar puede suponer una barrera de dificultad añadida para tu negocio.

Identidad visual
El logotipo, isotipo, pictograma, firma y todo lo que tenga que ver con la imagen gráfica de la empresa. Hay marcas que solo con hacer un pequeño trazo ya se saben cuáles son y otras que nada más verlas nos hacen recordar un concepto determinado. De ahí que la parte de diseño resulte tan importante y por ello no debes de dejarlo en manos de cualquiera.

No podemos dejar de lado como se aplica. Es decir, debemos tener en cuenta que se incluyen todo tipo de elementos gráficos: como diseño web, fotografías, uniformes, las tarjetas, folletos publicitarios, carteles, etc.

Tono de comunicación
La manera en la que tu empresa se comunica con el mundo define un punto muy importante del branding corporativo de tu empresa. Elegir el correcto puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Tu empresa debe hablar con su público de igual manera en Twitter, en Facebook, en un email, en un anuncio de televisión y en la atención al cliente del día a día.

Marketing de contenidos
El contenido que comparte una empresa define el recuerdo que se tiene de ella, sobre todo en Internet. Eso mejorará la imagen que tienen de tu empresa, aumentará la confianza en ella y puede que te ayude a decidirte a contratar sus servicios o comprar sus productos.

Sí ya tienes claro que tu empresa no puede empezar a desarrollarse o seguir en el mercado sin un branding de contenidos; ten en cuenta que estos cuatro elementos no son los únicos que puedes utilizar, pero sí son los principales. Tampoco, que esto solo es el comienzo y que a partir de aquí necesitarás una estrategia de branding para vender más.  ¡En Cares NVI te ayudamos a conseguirlo!