Reinventamos Mercaplana en plena pandemia por la Covid

Mercaplana, el mítico Salón de Navidad para la Infancia y la Juventud que se viene celebrando cada año en las instalaciones del Reciento Ferial Luis Adaro se pasa al online con una divertida oferta de actividades, torneos gaming y talleres online con el sello de Cares NVI.

La 48 edición de Mercaplana sorteó la pandemia para llegar a los más pequeños del Principado de Asturias con un evento online que reunió a miles de personas desde el 26 de diciembre al 4 de enero.

En Cares NVI planteamos un evento 100% online con el desarrollo a medida de la web www.mercaplana.es para dar cabida a las diferentes actividades enfocadas al público infantil menor de 17 años. 

Mercaplana llega a miles de casa asturianas

A través de la web, de eventos en directo y de retransmisiones gaming, Mercaplana llegó a miles de casas asturianas para sortear la pandemia sin perder de vista uno de los eventos referencia de las navidades de la región.

Actividades online, talleres, teatro y cine fueron algunas de las actividades interactivas enfocadas a diferentes edades. Por ejemplo, los concursos de dibujo con tres categorías de edad desde los 4 a los 17 años o la carta a los Reyes Magos interactiva. 

Pero sin duda, los 31 torneos gaming con 8 juegos diferentes fueron los grandes triunfadores del evento. Miles de jugadores se dieron cita en directo por streaming a través del canal oficial de Mercaplana en Twitch. Cada una de las retransmisiones se llevó a cabo desde el set personalizado para el evento situado en el Palacio de Congresos del recinto ferial Luis Adaro, donde se dieron cita miles de viewers.

Un evento único y diferente nunca antes realizado que se llevó a cabo durante ocho días con premios aportados por la Unión de Comerciantes del Principado de Asturias. 

En Cares NVI sabemos cómo hacerlo pensando en ti y en tu negocio, totalmente personalizado y adaptado a tus necesidades. ¿Hablamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

Acepto la Política de Privacidad